Merluza

BAILE DE MERLUZA

 

Agarras una merluza,

La sueltas al mediodía

y con ojos de lechuza

vas a la pescadería.

Sin parecer un tartaja

pides con educación

que te corten en rodajas

el pescadito en cuestión

y que sean más bien majas,

dos deditos de grosor.

La colita y la cabeza

no las has de desechar

porque son un par de piezas

que se van a utilizar

para darle mas riqueza

a lo que se va a guisar.

Luego os digo con certeza

la forma de preparar.

 

Le dices a la pescadera

que te ponga unas almejas

(mejor jóvenes que viejas)

y perejil  lo que quiera.

(No le enseñes un billete

pa que no malinterprete).

Te vas danzando a tu casa

tras la factura pagar,

Si el asunto se retrasa

casi es mejor no empezar.

Al llegar a la cocina

las almejas a remojo

con sal gorda o con sal fina.

(Que depuren  los despojos

de esa arena que no atina.)

Con la piel de algunas gambas

(que también hay que comprar)

hervir a ritmo de samba

la cabeza  y lo demás.

 

Donde el calor da su fuente

posarás un  recipiente.

El fondo cubres de aceite

(de oliva eminentemente)

De ajo hechas unos dientes

cortaditos finamente.

y espera pacientemente.

 

Cuando los ajos calientes

bailan al son del aceite,

llega ese momento urgente

de poner los ingredientes:

Pelín de harina hecharas             

y un poco la freirás,      

 un churrufito de vino

(yo le pongo blanco fino)

y  el caldito que has colado

(si te pasas saldrá aguado)

 

Cuando hierva el preparado

introduces el pescado

que previamente has salado,

-¡Poca sal! ¡Ahí ten cuidado!-

 y las gambas que has pelado

Tres minutos meneando

y la salsa va ligando.

Media vuelta a las rodajas

-¡ten cuidao! ¡las desmigajas!-

Tres minutos,  lo festejas.

Y ahora vienen las almejas.

Lo tapas con tapadera

(para mi es buena manera)

y se abrirán sonrientes

(es el baile de su muerte)

¡Ojo la que no esté abierta!

Es porque ya estaba muerta.

¡No la abras con finura!

Tírala a la basura.

Pon un poco perejil                                                                  

y lo bailas al pil-pil 

Viene la decoración

 

Esto es lo que yo utilizo:

para ensalzar la ocasión

y para darle un hechizo              

 

Huevos duros al perol.

Si los cortas con fortuna

las yemas son medio sol

y las claras media luna.

 

Si quieres darle más rol

puntas de esparrago,  alguna.

 

 

Cuando va a ser presentada

lo meneas un poquito.

Ya no sirve para nada

pero el baile muy bonito.

 

               Ingredientes

Merluza de la Martina

(siempre vende cosa fina)

De rodajas seis o siete,

(como me dijo Chupete)

De almejas ándate listo,

(como suele hacer Faristo)

Ajos no les heches muchos

(me lo dijo Capirucho)

Las gambas veiente por tres

(un consejo del Marqués)

Como la cosa es de untar

Panimedio has de comprar.

De sal muy poquito o nada

(puedes poner un pelín)

y cariño a toneladas

(como Gotzon, el Pedrín)

 

Kapi          poegrafias.com